Cada vez que he tenido alguna alumna, novia o clienta de maquillaje de fiesta, la principal pregunta suele ser la misma: ¿Qué brochas de maquillaje son buenas?
Esta es una pregunta más fácil de responder de lo que se imaginan y de hecho, mucho de lo que creemos “”bueno” es sencillamente imagen corporativa. Lamentablemente solemos mirar en menos productos que no se vean caros o empresas que no invierten millones en publicidad. De esta forma, la principal marca de brochas a la que acudimos cuando queremos empezar nuestro kit es a MAC. Pero la gran problemática de MAC es el precio. Un ejemplo: la brocha nº 138 que es una brocha de rostro, como para aplicar polvos, pero con la punta afinada, como para contornos, es ultra multifacética, sirve para todo, pero cuesta alrededor de $50.200.- No sé ustedes, pero con esa cantidad podemos financiar un kit completo de maquillaje para nosotras.
De modo que hay que atreverse a probar otras alternativas. En mi experiencia personal, las brochas que trae la cadena DBS son excelentes, sobre todo las de pelo sintético casi plástico (que se usan para productos emolientes). Las que son imitación pelo natural en general suelen botar mucho pelo y terminar con esa incómoda situación en que el maquillaje está listo, pero no podemos retirar “el pelito” pegado en la mejilla.

La otra marca de brochas que es muy muy buena es una que se llama “Eco Tools“, que son fabricadas con materiales naturales como el bambú y sus envoltorios son de tela de algodón, para poder guardarlos y no botar plásticos. Las venden en supermercados Jumbo en el sector de cosméticos o en farmacias. También tienen página web y se pueden comprar por internet, cuyo valor si que conviene (un set básico para principiantes vale aprox. US$12.80, el equivalente a $7.500 más o menos).

descargaEsta es la brocha de Eco Tools que yo tengo. Es para aplicar corrector, pero es super rica para sombras, ya que como es suavecita, no estira ni picotea el párpado y es super delicada para la zona de las ojeras.

La otra buena alternativa es comprar por internet, ya que ahí la oferta de brochas buenas y baratas crece aún más.

Una marca que he escuchado mucho, pero que jamás he probado son las de la marca Cozzette. Sin embargo, por lo que he visto, me parecen dignas de mencionar. Son brochas variadas (hay de tooodo lo que se necesite) y de un diseño muy sencillo y elegante.

Real Techniques es una marca inglesa, de 2 hermanas maquilladoras que decidieron lanzar sus propias brochas, y son además de buenas, preciosas!!! Yo tengo la brocha para el rubor, la stippling (que en español de España la traducen como mofeta, pero básicamente es de esas brochas para poncear, que tienen fibras negras y blancas más delgadas) y el peine de cejas y pestañas, el cual amo porque es el único cepillito para separar pestañas que he visto que sea de metal y bien firme, muy eficiente para despegarlas cuando se pegotean con la máscara.

imagesBrocha de rubor

 

images (1)Stippling

descarga (1)Cepillo para pestañas y cejas

 

Sigma es otra marca de brochas sumamente popular entre los norteamericanos, ya que es una especie de doble de MAC, pero a la mitad de precio y son brochas sintéticas de fibra de taklon, la cual es la típica fibra de las brochas de base o todas esas que a pesar de verse plásticas uno encuentra super suavecitas. Yo tengo hartas, pero últimamente en blogs de maquilladores he visto quejas sobre su durabilidad. Aparentemente si no son bien cuidadas, empieza a ceder el pegamento de las cerdas y a caerse algunos pelitos. A mi no me ha pasado hasta el momento con ninguna. Su página web tiene envíos a todas partes.

Por último, en brochas no hay nada escrito, y a mi me han gustado siempre para aplicar el maquillaje unas brochas que en realidad son de artista plástico. Me regalaron una hace años, y nunca la usé para el óleo. Así que un día, lavando mis brochas la encontré sin usar y se me ocurrió probarla para contornear y desde entonces la amo.
Al tiempo de usarla, me compré otras y descubrí que Charlotte Tilbury, una muuy experimentada maquilladora inglesa las usaba todo el tiempo antes de lanzar su propia línea de maquillaje.

charlotte charlotte 2

 

Si no te convencen las brochas, existen las esponjas, que pueden utilizarse con polvos o cremas y partiéndolas o humedeciéndolas se pueden conseguir variados efectos.

O sino, ¡hay que siempre estar dispuesto a utilizar los dedos! Estoy de acuerdo que hay ciertas cosas que no pueden hacerse con los dedos, pero en la mayoría de los maquillajes simples, no hay nada que los dedos o los cotonitos no puedan resolver. Y en maquillajes más complicados, por ejemplo en trabajo de pigmentos en el párpado para dar efecto ultra brillante, muchas veces la mejor manera de aplicar intensamente una sombra, es con la yema del dedo.

Así que hay de donde elegir para no esquilmar nuestro presupuesto. Anímense a la compra por internet o a probar brochas sin prejuicios.

TIP: Para terminar, una opinión personal. Más allá de la parte ecológica, por lo práctico en el ejercicio he preferido más las brochas sintéticas, por la sencilla razón de que las de pelo natural tienden a absorber mucho producto, por lo que es casi la mitad la que se aplica en la cara y la otra la que se pierde en el pincel. Por esta misma razón, las sintéticas son muchísimo más fáciles de limpiar, porque han absorbido menos producto y porque el agua no deforma ni afecta la calidad de la fibra. A las de pelo natural a veces hay que echarles bálsamo y se nota como los pelitos se van desgastando con los lavados. En cambio las sintéticas vuelven inmediatamente a su forma original y se secan rápido.